El conocido artista Algecireño Diego Arjona estrenará a final de año su película “El Tutor”, una obra de terror que tiene Algeciras como parte de su escenario.

El realizador, guionista, cómico y director de cine Diego Arjona, ha concedido una entrevista a este medio para hablar de su último proyecto; una película enmarcada en el género del terror y el misterio que podría ver la luz en los próximos meses.

Hemos mantenido una conversación con él sobre el proceso de creación de un largometraje y de cómo se afronta el mundo cinematográfico en el Campo de Gibraltar.

De todas las modalidades cinematográficas en las que has trabajado, ¿cuál es en la que más te gustaría profundizar?

Sinceramente, de todas esas cosas que he hecho, realmente me siento realizador porque es para lo que yo he estudiado y lo considero mi verdadera vocación. Tengo mi pequeña productora y suelo encargarme de la producción, realización y dirección de los proyectos. Aunque haya escrito guiones no me considero guionista, me identifico más con la realización y la dirección.

Con respecto al mundo de la comedia, es un trabajo que disfruto muchísimo, que me ha dado cierta popularidad y ahora estamos con un espectáculo nuevo en el que me lo estoy pasando muy bien.

En resumen, primero soy realizador y en un segundo plano estaría el mundo de la comedia en el que también llevo muchos años.

¿Qué consejo le darías a un algecireño o algecireña que quiera dedicarse al mundo del cine?

No sé si soy muy bueno para dar consejos, pero sobre todo trabajar muchísimo. No hay otro secreto que ese, y tener mucha paciencia. Hay que tener muy claro lo que quieres hacer para que no se diluya y acabes perdiendo el camino. A pesar de esto, no me considero quien para darle consejos a nadie, pero si puedo aportar algo, eso, tener paciencia y las ideas muy claras.

¿Cuánto tiempo te ha llevado levantar un proyecto de largometraje?

Hacer una película es muy complicado. En este caso concreto, aún no hemos estrenado, pero esperamos que de aquí al final de año esté publicada. En total han sido más de tres años.

La obra ha tenido una producción independiente, contando con patrocinadores como el Ayuntamiento de Algeciras que nos cedió localizaciones, el hotel Octavio también nos cedió unas habitaciones, ect. Fue cuestión de ir llamando puerta a puerta y que nos facilitaran el rodaje en sí, trabajar y trabajar muy duro, por parte de todo el equipo.

La postproducción también ha sido muy compleja, había mucho que retocar. En definitiva, mucha paciencia en estos tres años y pico y ya esperando poder estrenarla a final de año.

¿En estos tres años qué ha sido lo que te ha mantenido en ese esfuerzo por sacar adelante la película?

Tener claro qué quieres. Hubo momentos difíciles en los que pensé que no se llegaría a realizar. Depende de muchos factores, no eres sólo tú. Un monólogo depende de ti y de lo cómo lo reciba el público, pero en una película interfieren muchas personas, las cuestiones logísticas, los permisos necesarios, son factores imposibles de controlar. No siempre sale todo como se espera. Ante eso lo mejor es tener tesón y creer que se va a realizar sí o sí.

¿Podrías dar una sinopsis breve de la película?

Trata sobre una persona que se traslada a vivir a una gran casa a las afueras de la ciudad y en la casa encuentra un sótano donde hay una caja que contiene una serie de objetos relacionados con personas que han desaparecido.

La película es una construcción de diferentes relatos independientes que tienen un nexo en común. Está enmarcada en el género de terror y el misterio. La película tiene una atmósfera inquietante y no es nada explícita, me gusta que ocurran cosas fuera de campo, que el espectador lo imagine más que verlo.

Estoy bastante contento con el resultado porque creo que se transmite esa inquietud en los momentos donde obviamente se pretendía que ocurriera.

En cuanto al género de terror, ¿por qué lo eliges?

En España hay costumbre del cine de terror, como en los años 60 hubo como un boom de este tipo de cine. A día de hoy hay buenos directores de este tipo de cine y da buenos resultados en taquilla.

Independientemente de eso, no hemos hecho esta película pensando en los resultados que obtendrá en taquilla porque realmente no va a tener grandes proyecciones. No viene apoyada por Atresmedia, ni Telecinco cinema. Es algo muy independiente que se verá más en festivales, algunas salas de cine y si tenemos suerte la colocaremos en algún canal de televisión.

Lo he hecho porque es realmente lo que me gusta. Soy muy fan de la ciencia ficción, la aventura, ect. Muchos me preguntan que por qué no hago una comedia, como si fuese lo que se espera de mí. Me apetecía más hacer esto, quizás algún día haga alguna comedia, pero como espectador soy más aficionado al terror o la aventura.

Me gusta embarcarme en cosas que me supongan un desafío. Hace poco he rodado otro proyecto, un encargo, una película con connotaciones dramáticas. Lo rodé porque era algo totalmente distinto, por mi mismo nunca me hubiera aventurado a escribir algo así. Al ser algo novedoso me provoca inquietud y le pongo los cinco sentidos a lo que estoy haciendo.

¿Cómo ves la escena cinematográfica dentro del Campo de Gibraltar?

Cuesta mucho salir adelante, pero por nombrarte algunos ejemplos, Sergio Postigo, que trabaja mucho el documental tanto dentro como fuera de España. Alexis Morante, su obra habla por sí sola, hace poco ha estrenado un documental fantástico de Camarón de la Isla que se puede ver en Netflix. Trabaja con un gusto y un sentido exquisito.

Me haría mucha ilusión estrenar mi película en Algeciras. La comedia expone mi imagen al público, pero al dirigir una película luces menos, eso no quita que no se haga un trabajo estupendo.

Algeciras forma parte de la película, ¿siempre ha sido tu intención incluir la ciudad en tu película o ha sido más un tema de producción?

Tenía clarísimo que debía aparecer en mi película por un motivo; hay un lugar que me parece mágico y conocía desde hace michos años. Es el antiguo asilo y sabía que tenía que rodar en ese sentido.

Me reuní con el alcalde, el concejal de urbanismo y la concejala de cultura, porque ese lugar necesitaba una inspección por si fuese peligroso rodar ahí. Recuerdo que fuimos de excursión con los técnicos del ayuntamiento y seleccionamos los lugares donde queríamos grabar.

Luego, he utilizado brevemente otras localizaciones como El Rinconcillo, La Plaza Alta, El Callejón del Rift, entre otros. Tenía muy claro que esos sitios debían aparecer, aunque fuese de forma breve.

Para finalizar, ¿nos recomendarías alguna película de terror?

Te recomendaría muchas, pero por decirte algunas películas del cine actual, las de Expediente Warren. Me lo paso muy bien viéndolas.

Texto: Marta Espinosa Pérez 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here